Repaso las fotografías de los senderos recorridos esta temporada, ellas me guiarán por mis recuerdos.

… Y vuelvo a Puerto Zumajo, punto de partida, casilla de inicio. Vuelvo a disfrutar de sus colores, de la alegría con la que vivimos la jornada senderista que inauguraba la temporada. Hermosas vistas, apetitosa paella, jaleosos baños, divertidos kajaks. Música y baile.

Y del puerto al cerro, al Cerro del Hierro. Una ruta entre rocas milenarias y  oscuras cuevas. Admirando los colores terrosos de un paisaje singular. Con nubes amenazantes que presagian lluvia y plantas trepadoras desafiando alturas. Así entramos en el otoño.

Y después nos fuimos de feria, a catar los primeros mostos entre castañares y setas. Caminando por senderos alfombrados de hojas, subiendo a elevadas fortalezas, descubriendo torres, bajando a bellos pueblos de la campiña sevillana.

Constantina, El Pedroso, Écija. Rutas de senderismo campestre hermanadas con la cultura, con el conocimiento natural, arqueológico y social de nuestro entorno más cercano.

Y qué decir de Acinipo y Setenil. Camino de bandoleros jalonado de historias remotas y avatares recientes. Arcaicas ruinas romanas  y construcciones imposibles en la roca.

Setenil, cuya importancia histórica rivaliza con su belleza. Setenil, en la provincia de Cádiz, como Arcos de la Frontera. Pueblo de empinadas cuestas y bellos miradores, el municipio más poblado de la Sierra de Cádiz que recorrimos fascinados.  

Y justamente a Cádiz llegamos en otra visita. A Cádiz en fiestas, en pleno carnaval. Una ruta playera y festiva por el paseo marítimo. Disfraces, chirigotas y comparsas. Senderismo urbano con olor a sal y mar plateado.

El mismo mar que baña y dibuja la costa portuguesa de El Algarve. Las mismas olas que perfilan su hermoso paisaje y diseñan sus acantilados y cuevas. El mismo mar que divisamos recorriendo el penúltimo sendero. El penúltimo antes del cierre vacacional. Y en Portugal llegamos a la última casilla, un serpenteante sendero por tierras lusitanas. Con crucero fluvial. Con hermosas vistas y buena comida. Con música y baile.

Para terminar justo como empezamos. Con entusiasmo y alegría. Dispuestos a volver al punto de partida para inaugurar una nueva temporada senderista. Para disfrutar de la naturaleza y compartir emociones con los compañeros de ruta. Para conocer nuevos senderos o volver a vivir los ya recorridos.

Hasta pronto. Nos vemos en la casilla de inicio.

Nos vemos en septiembre, en Puerto Zumajo.

Eloina Calvete García

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar